Riorevuelto.org
Seguinos en: Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13  de 46
El "gap" generacional (o un inminente enfrentamiento)
Lau, 23/04/2013 17:22
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

...aprovechando que en el "thread" anterior hablábamos precisamente de las diferencias conceptuales entre generaciones, quería dejarles unos fragmentos de un artículo muy interesante que salió hace unas semanas en relación a la aparición del grupo The Rolling Stones en el festival de Glastonbury en Inglaterra y respecto de la supremacía cultural de los Boomers.

La editorial, bastante crítica, se pregunta por la prevalencia de estas figuras y habla de la falta de creatividad e inspiración de las atontadas nuevas generaciones...

"The Stones at Glastonbury confirms how the 20th-century babies born between, say, the early 40s and the early 60s, the baby boomers, remain in control of the pop culture they invented and reinvented between the late 50s and the late 70s, even as the record industry and traditional media, business and television approach extinction. The boomers have turned out to be like cockroaches surviving all sorts of cultural catastrophes and even their own apparently allotted life span."

Así, se plantea un panorama en el que ya sea por el encandilamiento producido por la generación Boomer, o simplemente por el estancamiento intelectual y la falta de coraje de los más jóvenes, la posibilidad de imaginar algún movimiento contracultural hoy parece casi imposible.

"...the current generation, unlike the boomers, have no need to strain forward and chase new forms of freedom that react against previous stultifying values. They are trapped inside a world of their parents' making but, unlike the stale, broken world the boomers inherited, this one supplies them with purpose-built, easily accessed pleasure and escape. It numbs any appetite to develop new ways of opposing the system, of inventing a disobedient internet-era counterculture that would make the old counterculture look as quaint and wasted as it actually is."

Para rematar esta lectura de la situación con grandes reminiscencias a cuestiones discutidas en este mismo foro, se remata planteando que los Boomers están de alguna manera "bloqueando" la posibilidad de que la gente joven "genere espacios innovadores y disruptivos en la cultura".

Mientras tanto del otro lado del océano, en los EEUU otro artículo da cuenta del aspecto más pragmático del asunto: nunca el "gap" económico entre generaciones fue tan grande...

"In this country, the expectation is that every generation does better than the previous generation. This is no longer the case. This generation might have less." (http://www.nytimes.com/2013/03/15/bu... )

Habrá que ver si el hilo se corta por lo más fino o si de a poco se comienza a vislumbrar un espíritu más crítico en lo subyacente... aunque al paso que vamos, como dice el periodista de la primera nota cuando "hombres viejos tocan música de jóvenes y los jóvenes tocan música vieja", quizás tengamos que esperar un buen rato más.

Les dejo la editorial sobre el festival de Glastonbury completa aquí: http://www.guardian.co.uk/commentisf...  
Última modificación del comentario realizada el 23/04/2013 17:59
Realidad: "10", Generación Y...
Lau, 19/04/2013 15:29
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Les comparto un clip sobre la evolución del trabajo y cómo las distintas ideas, posturas y tecnologías en torno al mismo fueron variando con el tiempo, pasando por los Boomers, la Generación X, hasta llegar a los Millenials o Generación Y. El video titulado "¿Realmente estás haciendo lo te hace feliz?" es aparte de una exhortación a que te replantees que estás haciendo con tu vida, un interesante repaso de algunos de los lugares comunes de esta cultura.

Aunque la pulsión de ver hacia atrás y ser críticos con la forma en que nuestros abuelos y padres vivieron sus vidas es algo valioso, quedarse simplemente en la consigna "hacé lo que amás" parece un reduccionismo total de la problemática, y más importante aún, resulta algo fútil a la vista del juego que te plantea la época hoy.

Si como señala el video prácticamente todo trabajo tiene el potencial de "volverte loco", da la sensación de que se necesita algo más que el hecho de que te guste lo que hacés para lidiar con fenómenos a esta altura muy comunes como la rutina, la desmotivación, el aburrimiento, la depresión, etc.

...supongo que pedirle un enfoque menos naif y más estructurado a esta generación "hipster" es en cierto sentido un oxímoron.

Por eso, si bien la consigna general y algún que otro acierto visual despiertan simpatía, para cuando llegamos al final del análisis pareciera que, de la mano de las ya gastadas imágenes de chicos surfeando y artistas callejeros, entre los lugares comunes que se citan en el clip se olvidaron de incluir uno más: el del nuevo conformista inorgánico.

http://www.youtube.com/watch?v=A--4o...  
Última modificación del comentario realizada el 24/04/2013 11:16
Reunión de Club I+ 18/04 suspendida
Lau, 16/04/2013 18:02
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316


Hola a todos, queremos avisarles que se suspende la reunión del jueves 18/04. Los esperamos en Besares Club de Cultura la otra semana para seguir debatiendo y disfrutando del espacio.
Saludos!
 
Auge de las "psico-aplicaciones": contáselo a tu celular
Lau, 15/04/2013 21:27
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Una de las tantas señales de que la psicología se encuentra en retirada a nivel mundial (con la excepción quizás de casos como el de Argentina y de Francia), probablemente sea la incipiente explosión de aplicaciones y software orientado al "coaching" psicológico y emocional.

Atrás parecen haber quedado las costosas horas de terapia hablando de traumas infantiles y recuerdos difusos. De este modo, contagiados un poco por cierto pragmatismo de época y ayudados por las nuevas tecnologías, muchas personas están recurriendo cada vez más a sus celulares.

Así, los dispositivos móviles que con el tiempo han ido permitiendo la posibilidad de administrar distintas facetas vitales del individuo contemporáneo, hoy se posicionan también como centros de gestión emocional.

Les comparto esta curiosa editorial en tono confesional -no exenta de cierto humor cínico respecto de las vicisitudes de la vida moderna-, en donde una cronista se propone la tarea de ir probando cada una de las nuevas "psico-aplicaciones" para celulares e ir relatando su experiencia.

Entre estos "psychology smartphone apps" figuran algunas opciones más orientadas al aspecto psicológico como "Istress" y "MyInstantCoach", que funcionan ayudando a lidiar con el manejo del estrés o directamente proveyendo un coach personal (en este caso una computadora) que asista en la resolución de diversas problemáticas; también están las aplicaciones más temáticas que trabajan con situaciones específicas, ya sea resolver una pelea conyugal ("Fix a fight"), asistir a padres desorientados ("ParentSmart") o simplemente ayudar con el hecho de estar "trabado" con algo (http://www.unstuck.com/... ).

Inspirándose un poco también en el movimiento "Quantified Self", aquellos que miden y cuantifican distintos parámetros de su vida, algunas de estas tecnologías se proponen ser rigurosos medidores de nuestro estado anímico. Tal es el caso de "Mood Kit" (http://www.thriveport.com/... ), en cuyo slogan se sugiere "Mejorá tu ánimo y convertite en tu propio experto"...

A la vista del gran malestar y desmanejo cotidiano, y como decíamos al comienzo ante la crisis de las estrategias más tradicionales, es razonable la aparición de este tipo de herramientas. Hasta podría decirse que es saludable proponer cierto enfoque auto-didacta o "auto-comprometido" con un tema que en definitiva nos toca de cerca.

Lo que tal vez resta ver es qué tipo de propagación en nuestras propias vidas son capaces de generar estas tecnologías, o si sencillamente se van a terminar convirtiendo en otra distracción más para matar el tiempo o adormecernos.

...en línea con esto último, justamente una de las "apps" que la periodista prueba y que más recomienda se llama "Simply Being" (nuevo guiño a la simplicidad), que consiste en pistas sonoras con la voz de una mujer "casi en coma" y con sonidos de fondo que inducen a la relajación. Se supone que son sonidos para meditar y su duración puede variar entre los cinco y los veinte minutos. Para la cronista esto es todo un hallazgo porque en medio de su caótica vida esto "la pone a dormir".

Appily Ever After: A Smartphone Shrink
http://www.nytimes.com/2013/04/07/fa...  
Última modificación del comentario realizada el 15/04/2013 23:33
Una gotita de arte
Daniel, 10/04/2013 14:03
Registrado: 04/04/2009
Comentarios: 44

Último comentario de Daniel, 10/04/2013 18:04
En algunas reuniones hablamos del arte como un canal que busca monopolizar para sí la posesión del secreto del único camino posible para la expresión de la creatividad y las emociones.

Ciertamente no tengo una respuesta a ese planteo, pero a veces me rindo frente a determinadas personas que tienen una sensibilidad muy afinada y logran retratar una situación con una profundidad que suele estar alejada del común.

Hace un rato, escuchando la radio, surgió una cita de John Maxwell Coetzee (escritor Sudafricano, premio Nobel de Literatura del 2003) con motivo de su visita a nuestra Feria del Libro.

Cuando escuché la cita no pude menos que pensarla como un ropaje que se ajustaba perfectamente a la conceptualización que se hace de la "cultura hegemónica" en las reuniones del Club:

"...Los Imperios no han ubicado su existencia en el tiempo circular, recurrente y uniforme de las estaciones sino en el tiempo desigual de la grandeza y la decadencia, del principio y el fin, de la catástrofe. Los Imperios se condenan a vivir en la historia y a conspirar contra la historia. La inteligencia oculta de los Imperios sólo tiene una idea fija: cómo no acabar, cómo no sucumbir, cómo prolongar su era...." (J.M.Coetzee "Esperando a los Bárbaros")

Por eso, la busqué y Google mediante la encontré y la pongo en común para su disfrute o, eventualmente, su aborrecimiento.

 
Última modificación del comentario realizada el 10/04/2013 14:03
Hola Dani! Ya que de alguna manera retomabas un poco el thread de poder salirse del modelo artístico como monopolizador de la creatividad, y ya que también recordé que la semana pasada se había mencionado la idea de que al arte le faltaba imaginación les dejo una apostilla más.

Resulta que el director Ron Howard está colaborando con Canon para un proyecto que busca hacer crowdsourcing de la "inspiración", ofreciendo un espacio para que le gente colabore con sus ideas... claro que si bien al comienzo me pareció interesante luego profundizando me dí cuenta por dónde venía la mano.

La idea del proyecto (por eso la participación de Canon) es que la gente colabore con fotos en base a conceptos narrativos básicos ("personajes", "estados de ánimo", "paisajes", "obstáculos", etc) y que esas fotos sirvan para inspirar 5 cortos. En resumen, todos los caminos parecen desembocar en el arte...

La iniciativa se llama "Project Imagionat10on". De ahí que recordé lo que hablamos al final de la reunión... lástima que cosas como la imaginación también parezcan atadas inexorablemente a cierto modelo de creación y expresión.

Una cosa sí que rescato, quizás para reforzar el punto de la necesidad de explorar por fuera de los cánones establecidos, es la siguiente frase de Howard:

"People are far more creative than perhaps they give themselves credit for. And when they're willing to put themselves up front and center and share their creativity, it's stimulating. It's exciting for them, and it can stimulate others and their imagination."

Y si todo ese capital se usara para inspirar otras cosas que no fueran sólo películas?

Crowdsourcing Creativity At The Cinema
http://www.npr.org/2013/04/09/176058...  

Lau, 10/04/2013 16:23
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Lau:
Hola !

El proyecto de Ron Howard se parece mucho al método llamado (en castellano) "Cadaver Exquisito" (ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Cad... ).

En alguna hora libre del secundario lo jugábamos entre compañeros... y la pasábamos bien.. 

Daniel, 10/04/2013 18:04
Registrado: 04/04/2009
Comentarios: 44

El arte "pasa la gorra" y se apoya en el crowdsourcing
Lau, 08/04/2013 13:41
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Si escuchar lo que un artista tiene para decir hoy día es ilustrativo del estado productivo y creativo del arte, entonces la siguiente charla TED ofrecida por la cantante estadounidense Amanda Palmer sirve como un buen muestrario: así vemos por un lado un estratégico reposicionamiento para la supervivencia, y por otro constatamos cuán captado por el discurso de la propia sustentabilidad están los artistas por estos días.

En tiempos de crisis y aggiornamiento de las instituciones más tradicionales de nuestra cultura, esta viralizada charla titulada "El Arte de pedir" (http://www.brainpickings.org/index.p... ) nos muestra una nueva estrategia, rebajar el rol del artista transformándolo en algo más accesible para el público a cambio de un poco de continuidad.

Atrás quedaron las épocas de esplendor del arte en las que como Palmer señala la gente "amaba a sus ídolos a la distancia", ahora gracias a Internet y su "open culture" (la posibilidad de compartir contenidos libremente) con que haya un pequeño público siguiéndote "más de cerca" es suficiente.

Así Palmer comienza su alegato -no carente de cierta sensiblería y algún que otro golpe bajo- en donde expone un nuevo paradigma en el que el artista sale a pedir ayuda a su público sin ningún tipo de vergüenza y aprovechando la interacción que las redes sociales permiten. Esta idea se gesta a partir de su experiencia como estatua viviente pidiendo en las calles cuando todavía era una ignota. A su vez, en esta charla Palmer también explica cómo aprovechar los nuevos esquemas de financiamiento centrados en el "crowdfunding" y habla acerca de su propia campaña en el popular sitio Kickstarter.

Como se señalaba la semana pasada en Club I+, de esta charla TED surge una interesante conclusión en donde puede detectarse ya no sólo un movimiento adaptativo proveniente del mundo del arte, sino una reacción más transversal en la que otras instituciones hegemónicas (iglesia, universidad, familia) van resignando algún que otro componente con el objetivo final de subsistir.

En este caso puntual el artista se ve compelido a despojarse de cierta altivez, de su orgullo -si es que quedaba alguno luego del avance de la piratería, la figura del "prosumer", etc. Esto es lo que explica Palmer cuando referencia el cambio de mentalidad que implican los nuevos hábitos y tendencias: "It's kind of counterintuitive for a lot of artists - they don't want to ask for things. It's not easy to ask... Asking makes you vulnerable."

Simultáneamente, el contexto artístico parece estar captando el guiño (por no decir empujón) que le hace la época, ya que en las últimas semanas diversos proyectos han generado prensa por estar financiados al modo crowdsourcing (http://www.vulture.com/2013/03/veron... ). También puede percibirse cierta experimentación por parte de la industria con nuevos formatos en los que el público define cuánto y cómo paga por las obras (http://www.springwise.com/entertainm... ).

Claro que siempre están los rezagados cultores de lo retro, es decir, aquellos que en vez de apostar a la tecnología apuntan a intentar "desacelerar el consumo de música" y reivindicar el formato físico con ediciones limitadas de sus trabajos con alguna vuelta de tuerca hipster (http://www.springwise.com/entertainm... ).

Más que empezar a "dejar" que la gente pague por la música, como sugiere Palmer, quizás cabría preguntarse por otras cuestiones más centrales, como si realmente vale la pena seguir sosteniendo un modelo de expresión y creatividad en donde lo artístico aparece como la única vía de canalización para el individuo.

Para más sobre el "modelo post-artístico" y otros debates sobre este thread escuchá a partir del minuto 30' 28'' de la reunión de Club I+ del 04/04:
http://www.riorevuelto.org/site/inde...  
Última modificación del comentario realizada el 10/04/2013 16:31
¿Un nuevo giro en la representación de la locura en TV?
Lau, 03/04/2013 16:36
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

La última camada de series con protagónicos femeninos parece tener un denominador común, ya sea que hablemos de dramas con vertiente médica (Nurse Jackie), de agentes de la CIA ("Homeland") o simplemente de jóvenes veinteañeras intentando averiguar qué quieren de la vida ("Girls"), todas estas mujeres sufren de trastornos mentales de distinta índole. Medicadas, deprimidas, bipolares, obsesivas, hay para todos los gustos.

Sobre esto reflexiona una reciente editorial del New York Times, que si bien en mi opinión se excede un poco en su interpretación de que hay una discriminación específica hacia las mujeres, da en el clavo con la consolidación de una tendencia que viene advirtiéndose hace ya un tiempo, y que consiste en reflejar la enfermedad mental en TV con cierta estilización... por no decir con cierta "onda".

Pero quizás una asociación todavía más llamativa que también se señala en la nota, es la de atar las capacidades y el potencial de los personajes a su locura, sugiriéndose algo así como que su inteligencia, perspicacia o sensibilidad derivan, de una u otra forma, de sus repentinos cambios de humor o de su depresión crónica (elija la enfermedad de turno que corresponda).

"...the very abilities and skills that make them singular and interesting come coupled with some hideous psychic deficiency. On "Nurse Jackie," for example, the main character is an excellent R.N. in part because she's self-medicated into a state of extreme calm. On "The Killing," Detective Linden, the world-weary, cold-souled cop, is a tenacious investigator in part because she's obsessive and damaged and a pretty terrible mother. And then there's "Homeland," on which Carrie Mathison, the nearly clairvoyant C.I.A. agent, is bipolar, unhinged and has proved, in her pursuit of an undercover terrorist, to be recklessly promiscuous. "

Estetizar la enfermedad mental es una cosa, pero empezar a considerarla sinónimo de algo "interesante" o hasta "valiente" pareciera un giro un tanto perverso, aún para estos tiempos en los que naturalizar la disfuncionalidad está a la orden del día...

""Crazy" became code for "interesting" and "courageous" and "worth knowing." (...) Maybe this era of "crazy" women on TV is an unfortunate way-station on the road from placid compliance to something more complex - something more like real life. Many so-called crazy women are just smart, that's all. They're not too smart for their own good, or for ours."

TV's New Wave of Women: Smart, Strong, Borderline Insane
http://www.nytimes.com/2013/03/17/ma...  
Última modificación del comentario realizada el 03/04/2013 16:40
"Sharing economy": recorte de expectativas para las nuevas generaciones
Lau, 26/03/2013 18:25
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

"I live in a 420-square-foot studio. I sleep in a bed that folds down from the wall. I have six dress shirts. I have 10 shallow bowls that I use for salads and main dishes. When people come over for dinner, I pull out my extendable dining room table. I don't have a single CD or DVD and I have 10 percent of the books I once did..." (http://www.nytimes.com/2013/03/10/op... )

Así comienza el relato de Graham Hill, un entrepeneur del ámbito tecnológico devenido en ambientalista y fundador de blogs como TreeHugger.com, cuya misión actual es diseñar pequeñas eco-casas para todos aquellos empeñados en dejar la menor huella ecológica posible.

La editorial, una de las más leídas de las últimas semanas en el New York Times, sintoniza con lo que parece el leitmotiv de estos tiempos: el afán por "achicar" y volver a lo simple. Si bien es comprensible que estas tendencias aparezcan en momentos de crisis económica y de uso irresponsable de los recursos naturales, es interesante notar también cómo esta "nueva sensibilidad" se alinea estratégicamente con una pulsión por reducir las variables de gestión del individuo en tiempos de grandes disponibilidades y complejidad.

De este modo, el consumo se convierte en un punto clave en esta clase de planteos, y el "tener menos cosas" una supuesta llave para acceder a una mayor tranquilidad y felicidad. Como si el problema fueran "las cosas" antes que cómo se administran las mismas o con qué propósitos.

Simultáneamente, como presentamos el jueves en Club I+, empiezan a surgir nuevas formas de intentar lidiar con el floreciente campo de la gestión personal. En este caso se trata de la "sharing economy", un fenómeno que se viene consolidando en los años posteriores a la crisis del 08' y que tiene como protagonistas a una miríada de pequeñas empresas y emprendimientos que comparten un eje conceptual: ¿para qué comprar si se puede alquilar?

Ayudados por las nuevas tecnologías móviles y el acceso a la información (a través de las redes sociales, etc.), muchos han comenzado a simpatizar con la idea de tener cada vez menos bienes y usar lo que necesitan alquilando a otras personas.

Desde servicios más convencionales como "Airbnb", "RelayRides" y"Lyft", a otros más exóticos como "Dog Vacay" y "Parking Panda" (se rentan espacios para tener a mascotas por el día), esta modalidad ha generado todo tipo de iniciativas alcanzando gran popularidad en los EEUU (http://www.forbes.com/sites/tomioger... ).

Este "aprendizaje" post-crisis parece no sólo haber reorientado la planificación y expectativas de las nuevas generaciones ("It's changed, especially with the younger generation, they like the idea of not being tied into a property. They can move to different areas of town and live a more flexible lifestyle"), sino que también ha modelado nuevas cosmovisiones en torno a cómo nos relacionamos con la propiedad y el consumo ("Millennials, the ascendant economic force in America, have been culturally programmed to borrow, rent and share").

Sin embargo, observando relatos como el citado al comienzo de este post, da la sensación de que si bien el foco está puesto en lo material pareciera haber una gran incomodidad en torno a todo "activo" que el individuo posea, no sólo lo material, ya sea una posibilidad, una idea o hasta una habilidad capitalizable. No es casual que también se referencie esta tendencia como "asset-light lifestyle" (algo así como "un estilo de vida con pocos activos"), que ateniéndose a la definición de "asset" puede ser no sólo un bien concreto o una propiedad, sino cualquier otro recurso de valor para el individuo.

Para más debates sobre este tópico podés escuchar la reunión pasada del Club I+: http://www.riorevuelto.org/site/inde...
 
Última modificación del comentario realizada el 27/03/2013 14:43
Ryan Gosling, otra víctima del "burnout" profesional
Lau, 21/03/2013 17:39
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Les comparto una frase del actor Ryan Gosling quien a los 32 años acaba de anunciar que se tomará un receso por tiempo indeterminado de la actuación. La frase, si bien hace eje en la alienación profesional que Gosling está experimentando, quizás deja entrever también un malestar con otras cuestiones más integrales vinculadas a la gestión de los recursos personales, la libertad, etc...

"He estado haciendo esto mucho tiempo. He perdido la perspectiva... necesito un descanso de mi mismo tanto como imagino que la audiencia lo necesita de mí". El actor también dijo que la presión de ser un actor protagónico no es su forma favorita de trabajar. "Cuantas más oportunidades me dan, más aprendo cuán fácil es echarlo a perder todo... luchás por la libertad y luego te la dan, y entonces tenés suficiente cuerda para colgarte. Es como que quiero practicar restringirme un poco porque tengo demasiada libertad"".

http://www.thedailybeast.com/cheats/...
 
Última modificación del comentario realizada el 21/03/2013 17:52
Una iglesia para los "no creyentes": ¿el colmo de las contradicciones?
Lau, 18/03/2013 14:15
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

De acuerdo a Sanderson Jones and Pippa Evans, dos comediantes de stand-up británicos que acaban de crear la primera "iglesia para ateos" en Londres, lo que la gente busca hoy es conectarse con otros y sentirse en comunidad. Así comenzaron a realizar servicios dominicales para personas no creyentes en los que cantar, juntarse a escuchar charlas (desde lecturas de clásicos a conferencias de física), hablar con otros o simplemente estar en silencio son algunas de las actividades que se realizan -también hay colectas, aunque en este caso para pagar el alquiler de la iglesia.

Su objetivo: tomar las cosas que ellos consideraban positivas de la religión y usarlas en su beneficio y de acuerdo a sus ideas.

"I would go to a carol service or a friend's wedding, and there would be so much about it that I really liked - the togetherness, the rituals - but I just couldn't get past the God bit. Atheism has been caricatured as a cold, empty position, he says." (http://www.guardian.co.uk/world/2013... )

Los primeros servicios realizados en el mes de Enero fueron todo un éxito con más de 200 participantes (en un país en que el último censo muestra un creciente número de personas que se consideran "no-religiosas").

Si bien la propuesta -no exenta de cierto humor- ha generado críticas tanto del lado religioso como del lado opuesto ya que se considera una contradicción hablar de ateísmo en estos términos, es interesante para analizar cómo la búsqueda de cierta "alternatividad" siempre parece terminar encausándose en los canales más centrales y masivos.

Más allá de las contradicciones "formales" de la propuesta, lo que se evidencia es la profunda necesidad de reconocimiento y aceptación cultural de aquellas minorías que no terminan de poder pararse cómodamente ante lo hegemónico.

Esto se confirma cuando uno de los asistentes a estos eventos cuenta qué le atrae de la propuesta: "I think people need that sense of connectedness because everyone is so singular right now, and to be part of something, and to feel like you are part of something. That's what people are craving in the world."

Por otro lado, ante la iniciativa de reunir gente con ganas de vincularse con otros, o de desarrollar su espiritualidad por fuera de lo religioso, uno podría preguntarse por qué recurrir entonces a rituales religiosos en vez de crear nuevas convenciones. Referentes contemporáneos del ateísmo como el escritor Alain De Botton incluso afirman que quizás esta ideología debería ser referenciada de otra manera, él sugiere "cultural humanism".

A esta dificultad para constituirse en algo esencialmente diferente a lo que existe sin temor a no ser reconocido, hay que agregar quizás otra cuestión, la dificultad para concebir la espiritualidad por fuera del contexto religioso. De hecho, un fenómeno surgido en EEUU en respuesta a esta problemática es el de las personas auto-denominadas "SBNR", "spiritual but not religious" (http://www.bbc.co.uk/news/magazine-2... ), un movimiento que ha crecido en los últimos años y ha llegado también a Europa.

Escuchá más sobre este tema en la última reunión del Club I+:
http://www.riorevuelto.org/site/inde...
 
Última modificación del comentario realizada el 18/03/2013 17:59

3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13  de 46

Copyright © 2015 Riorevuelto AC. Todos los derechos reservados.