Riorevuelto.org
Seguinos en: Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12  de 46
Esperando el siguiente giro: "binge TV" y cambios en la narrativa
Lau, 17/06/2013 15:50
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Con la llegada del final de temporada de varias series actuales una gran sensación de zozobra e insólita disponibilidad podría estar invadiendo muchos hogares. Una escena que no parece muy descabellada si nos guiamos por números recientes revelados por el MIT's Technology Review que indican que en promedio los estadounidenses pasan 145 horas frente a la TV al mes (con un promedio diario de 4:51hs en el 2012 según la misma fuente).

De este modo, la televisión no sólo ha acaparado la conversación presencial (http://online.wsj.com/article/SB... ) y online (se utiliza el término "social TV" para hablar de las conversaciones en tiempo real sobre televisión que se dan en la Web), sino que pareciera haberse convertido en "el lugar" para encontrarse con la familia o amigos, articular cierta sociabilidad y generar un consenso cultural con el resto de la sociedad.

"...if we share that binging with our families or friends, we can make that world - that show - a place of sudden commonality. Think about all those couples with crazy busy, vastly different days creating shared spaces of intimacy around watching even seasons-old shows together after their kids sleep."

Simultáneamente el fenómeno del "binge TV" da lugar a un reacomodamiento en lo referido a la manera en que se cuentan las historias y se producen las series, poniéndose el foco en lo que se denomina "hiperserialización" -lo opuesto a la TV episódica y fácilmente descontextualizable. Como explican los creadores de series actuales consideradas exponentes de esta tendencia (Game of Thrones, Homeland, Breaking Bad, Mad Men, etc.), el objetivo fundamental es generar un "enganche" en el televidente por medio de "plot twists" (giros narrativos) y líneas argumentales continuas, en un meticuloso y controlado juego de dilaciones y suspenso.

Así lo explica Carlton Cuse, uno de los escritores de la serie "Lost": "It's like the people who make potato chips. They know how to put the right chemicals in there to make you want to eat the next potato chip. Our goal is to make you want to watch that next episode."

La comparación entre las reacciones fisiológicas y psicológicas que genera este hábito y las que produce el consumo de drogas ya es un lugar común, a tal punto que no sólo se está estudiando el efecto que la TV tiene en nuestra cabeza (se ha acuñado el término "neurocinematics" para referirse al estudio de cómo los films interactúan con el cerebro), sino que se está prestando especial atención a cómo impactará esta tendencia de la precisión narrativa y serialización a futuro.

"Before DVDs, Internet streaming, and video-on-demand, fans of television had two choices: (1) watch whatever program happened to be on, however idiotic it was, or (2) experience immediate endorphin withdrawal. Now we have a third: watch the shows we like for as long as we like. Serialized, streaming TV is tailor-made to keep the endorphins flowing." (http://www.thedailybeast.com/newswee... )

Pero quizás la idea más inquietante tenga que ver con la constatación del rol tipo "emotional buffer" que la TV está teniendo como dispositivo que amortigüa frustraciones o fracasos, y a su vez, que genera cierta calidez y bienestar temporal en vidas en algunos sentidos cada vez menos "habitables".

"We don't just watch, we occupy. We inhabit it. It has become the structural equivalent of our place in the country, our second home. So much of the near world is unpleasant or testing. It is nice to have a respite, and nicer still to maximize this effect by binging."

*Información citada del MIT's Technology Review: http://www.technologyreview.com/grap...  
Última modificación del comentario realizada el 17/06/2013 21:36
Un malestar subterráneo para el mundo desarrollado
Lau, 03/06/2013 16:02
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

"En un tiempo definido por el progreso social e innovaciones increíbles, nunca hemos estado tan abrumados por la tristeza o más consumidos por el daño que nos hacemos a nosotros mismos"

Este potente prólogo es el comienzo de un informe especial sobre la epidemia de suicidios en los EEUU publicado hace una semana en la revista Newsweek. Tomando como punto de partida resultados del CDC (Centers for disease control and prevention) dando cuenta del aumento en la tasa de suicidios en la última década (http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwr... ), particularmente en la franja de los Boomers, el material va mostrando un panorama mucho más complejo e inesperado de lo que cualquiera podría imaginar.

Como se explica en la nota ya no sólo es posible hablar de "una nueva epidemiología" del suicidio, sino que lo que en un comienzo podía parecer sólo un "glitch" generacional circunscripto a un grupo específico de la población, con una mirada más profunda muestra señales de ser algo que afecta a distintas capas de la sociedad.

Al parecer el crecimiento de esta tendencia fue algo que pasó desapercibido aún para muchos especialistas, un fenómeno que recién ahora con cierta cobertura mediática está siendo analizado con más detalle.

Si sólo nos remontamos a los datos del CDC mencionados al comienzo, es muy llamativo el aumento en la proporción de muertes autoinfligidas en la franja etaria de los 35 a los 64 años en la última década, pasando de 13.7 muertes cada 100.000 personas en 1999 a 17.6 en 2010. Como destacaron varios medios (http://www.nytimes.com/2013/05/03/he... ), estas cifras marcan un aumento de casi un 30% y establecen un antecedente insólito: en el 2010 hubo más muertes por suicidios (38,364) que por accidentes de auto (33,687).

Asimismo, el reporte GBD (Global Burden of Disease) editado por el Institute for Health Metrics and Evaluation, indica que en el mundo desarrollado durante el 2010 el suicidio se convirtió en la primera causa de muerte para gente entre los 15 y los 49 años de edad, superando a los accidentes automovilísticos y a las afecciones cardíacas (ver gráfico adjuntado).

Más allá de todos estos números que les dejo acá, lo que quizás es insoslayable es que algo está sucediendo, y que diversas problemáticas subyacentes que hemos estado monitoreando estos años (epidemia de depresión, aumento de adicciones, desconsideración por la vida, etc.) podrían estar decantando en este momento. A su vez, este fenómeno es especialmente complicado de analizar ya que no sólo cuesta medir y proveer data confiable al respecto, sino que hay una propensión a sub-reportar el tema y a no discutirlo -precisamente por el estigma que el suicidio carga todavía hoy día.

Sea como fuere lo que también es evidente es que no parece haber muchos modelos o teorías dando vueltas que puedan ofrecer alguna elaboración nueva sobre el fenómeno. En cambio hay que contentarse con modelos predecibles que apuntan a las mismas cuestiones de siempre: soledad debido a la desintegración de la familia, sensación de ser una carga para la sociedad y eventualmente una habilidad para poder con el tiempo considerar semejante acto. Así por lo menos lo explica Thomas Joiner, quien se ha pasado la última década estudiando el tema. Difícil es encontrar alguna vinculación con el hecho de que cada vez más gente viviendo en esta cultura está deprimida y desmotivada... independientemente de si está sola o en familia, o de si tiene un trabajo bien remunerado y obra social.

Cierro con una frase que condensa el aparente dilema de muchos países desarrollados...

"Suicide is not an economic problem or a generational tic. It's not a secondary concern, a sideline that will solve itself with new jobs, less access to guns, or a more tolerant society, although all would be welcome. It's a problem with a broad base and terrible momentum, a result of seismic changes in the way we live and a corresponding shift in the way we die -not only in America but around the world." (http://www.thedailybeast.com/newswee... )

Recomiendo además escuchar la breve intro del Club I+ del 16/05 sobre todo esto: http://www.riorevuelto.org/site/inde...

*Referencias para el gráfico: Institute for Health Metrics and Evaluation, Global Burden Disease 2010, franja de los 15 a los 49 años de edad (países desarrollados). 
Última modificación del comentario realizada el 12/06/2013 11:03
Mundo tóxico, parte II
Lau, 28/05/2013 18:16
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Pensar la realidad como un recipiente que estábamos agitando sin piedad (y sin saber cuáles serían las consecuencias de esta sacudida), era la propuesta hace dos semanas en Club I+ cuando discutíamos acerca de la creciente toxicidad en la sociedad y las inesperadas ramificaciones de la complejidad en la que vivimos. Tratábamos también de relativizar cierta superficialidad que se percibía en los discursos ambientalistas tradicionales en donde siempre pareciera ponerse el foco -tanto en el diagnóstico del problema como en su resolución- en circunstancias netamente coyunturales, en apariencia dislocadas del plano cultural, del modo en que estamos viviendo.

Si vamos a hablar de cómo la cultura actual -y las ramificaciones de la complejidad- impactan el medio ambiente, es pertinente citar algunos materiales recientes al respecto.

Por un lado una nota publicada la semana pasada en Salon.com cita estudios recientes realizados por la Universidad Johns Hopkins que dan cuenta de los elevados niveles de arsénico encontrados en la carne de pollo que se consume, ya que en EEUU drogas basadas en esta sustancia se vienen utilizando desde hace años. Las mismas aceleran el crecimiento de los animales y contribuyen con la pigmentación. A la pregunta de cómo es posible que esto no esté regulado, en la nota se explica que "actualmente no hay ninguna ley federal que prohíba la venta o uso de drogas basadas en arsénico en la cría de pollos". Simultáneamente, hay más reportes de otros despropósitos del estilo, como la utilización de ciertas sustancias (ácido peracético y cloro) para matar bacterias en los criaderos, que al ser altamente corrosivas pueden entre otras cosas generar enfermedades respiratorias al personal que entra en contacto con ellas ("They are mixing chemicals together in these plants, and it's making people sick. Does it work better at killing off pathogens? Yes, but it also can send someone into respiratory arrest") Aquí el informe completo: http://articles.washingtonpost.c... .

La irresponsabilidad por parte de las corporaciones se combina con la inoperancia de los Estados. En lo que refiere al testeo y habilitación de nuevas sustancias en el mercado, hoy día en los EEUU el peso recae fundamentalmente sobre la EPA (la Environmental Protection Agency). Las corporaciones no están obligadas a presentar ningún informe de seguridad respecto de la composición de sus productos - y desde luego que no lo hacen voluntariamente- , y la EPA sólo puede demandar más información a las empresas si puede probar que hay un potencial riesgo. Esto último es particularmente crucial, ya que el modus operandi es que se considera que un químico es seguro hasta que se demuestre lo contrario ("safe until proven dangerous"). Un lógica acrítica y perversa.

Es tanta la cantidad de nuevas sustancias que aparecen en el mercado por estos días que la EPA se encuentra colapsada. Para empeorar las cosas, si esta institución no toma acciones para bloquear un químico que considera peligroso antes de los noventa días de introducido el mismo, las nuevas sustancias obtienen luz verde y comienzan a circular libremente... es decir, llegan a nuestros hogares.

Como expresa un miembro del Fondo para la Defensa Ambiental, es una situación imposible: "The law puts federal authorities in a bind. It's the worst kind of Catch-22. Under this law, the E.P.A. can't even require testing to determine whether a risk exists without first showing a risk is likely."

En consecuencia, de los 85.000 químicos industriales disponibles para el uso actualmente en ese país, la mayoría de éstos no han podido ser testeados para comprobar su seguridad como corresponde.

Ya sólo con esta información no es muy alocado fantasear con generaciones futuras muy contaminadas, como se preguntaba Penelope Jagessar Chaffer del proyecto "Toxic Baby", ¿acaso estaremos criando a la generación más contaminada en la historia del planeta? Y de ser así, ¿qué dice esto de la cultura? Esto es lo que dicen los especialistas: "hazardous chemicals have become so ubiquitous that scientists now talk about babies being born pre-polluted, sometimes with hundreds of synthetic chemicals showing up in their blood."

En sintonía con este inminente escenario, y como se planteaba hace dos reuniones del Club, es claro que la contaminación que estamos viviendo (y la que se viene) tiene que ver con la estructura de nuestras vidas y con problemáticas no lineales que no se resuelven con la disminución en el uso de combustibles fósiles o el cuidado de las ballenas...

Ante toda esta evidencia la conclusión más obvia es que es el propio individuo el que tiene que hacerse cargo de la situación, pero no precisamente como agente suelto y desarticulado como se sugiere en las notas citadas, en el rol de "consumidor" por ejemplo, sino a través de sistemas pensados e iniciativas descentralizadas.

Ayudados por las posibilidades de la época que favorecen enfoques más autónomos en distintos aspectos de la cultura (seguridad, alimentación, educación), hemos llegado a un punto de inflexión en lo que refiere a la organización de las sociedades y el rol del individuo. Tal vez todos estos coletazos e incipientes movimientos señalen un futuro de mayor auto-gestión y maniobrabilidad personal. Sin dudas estamos agitando el recipiente, pero no todo lo que resulte de esta acción tiene que ser algo negativo para el hombre.

Think Those Chemicals Have Been Tested?
http://www.nytimes.com/2013/04/14/su... ;

Corporate greed is poisoning America - literally
http://www.salon.com/2013/05/20/corp...  
Última modificación del comentario realizada el 31/05/2013 23:44
La "E" por la "U"
Lau, 20/05/2013 17:31
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Último comentario de Lau, 24/05/2013 22:18
Gracias al hecho de que pegarle al modelo universitario está prácticamente de moda, lo que hace unos años podía resultar una conversación incómoda o difícil de llevar, hoy se ha vuelto un tema "apto para todo público"...hasta esos padres más tradicionales están teniendo que hacerse a la idea de que quizás sus hijos ya no hagan los cinco años de cursada tal como habían planeado.

Para los que venimos alimentando este debate desde hace años (también con propuestas concretas realizadas desde el marco del proyecto Riorevuelto, http://www.riorevuelto.org/site/inde... ), lo que resulta interesante de analizar son los distintos matices que va tomando el fenómeno en la actualidad.

En esta línea y con los consabidos coletazos que generó la crisis económica en los EEUU (la deuda promedio por estudiante en el 2011 fue de 26.000 USD) no sorprende que las contra-propuestas al modelo académico estén orientadas a una salida laboral rápida en un intento de reubicarse en el cambiante escenario.

Así un denominador común que puede observarse en varias iniciativas recientes es la irrupción del mundo empresarial en el ámbito educativo, ocupando el lugar vacante dejado por la academia para formar a los jóvenes e insertarlos en el mercado laboral. Desde proyectos como "Enstitute" (http://enstituteu.com/... ) y "The Fitz Roy Academy of Getting Shit Done" (http://fitzroygsd.com/#1... ), el foco está puesto en plazos cortos de formación a través de o bien un sistema de "apprenticeships" en empresas (algo así como pasantías), o workshops intensivos con mentores de distintas industrias. El objetivo: lograr jóvenes "industry-ready" en áreas más o menos demandadas (tecnología, diseño, publicidad, negocios).

Independientemente de que uno podría cuestionar ciertos aspectos del enfoque que estos proyectos utilizan (¿cuán integral es realmente el programa?, ¿es posible formar a alguien en seis semanas?) algunas preguntas que surgieron en el Club I+ pasado tienen que ver con el origen de estos proyectos y qué costos presenta este tipo de educación para una persona joven.

Que la alternativa provenga de un ámbito tan disfuncional como el empresarial puede despertar sospechas, en particular si lo que se le debería pedir a un nuevo paradigma educativo es una visión crítica para con el entorno (empresas incluidas), además de cierta inspiración para resolver los problemas presentes en la actual cultura del trabajo... o por lo menos para no reproducir los mismos viejos vicios.

En vez de fomentar individuos que no estén tan pendientes del "mercado" y lo que "se busca" para proyectarse y tener ideas, lo que se está logrando es todo lo contrario. De este modo, lo que parecieran producir estos modelos "Facebook-friendly" que están apareciendo por todos lados es más gente que piense y produzca como el promedio, sin salirse de lo esperable. Toda una generación de chicos que quizás no vayan a la universidad pero que van a ser "encastrados" (precisamente por eso se habla de "industry-ready") en la sociedad de la misma manera que sus pares universitarios.

Inclusive, dada la cuota de "cancherismo" o envalentonamiento que suele acompañar este tipo de ofertas, es posible que el encastre sea aún más nocivo. Basta con darle un vistazo a la nueva camada de "creativos" en distintas áreas como la publicidad, los medios y la tecnología que aparecen hoy en la revista de turno, carentes no sólo de humildad sino también de verdadera innovación.

Finalmente, otra variable sobre la cual se podría indagar tiene que ver con el paso del tiempo y la motivación para aprender. Si el modelo profesional/laboral estándar se encuentra en crisis debido entre otras cosas a la falta de un componente regenerador que lo sustente en el tiempo (ya sabemos que no basta con "hacer lo que te gusta"), ¿qué nos hace pensar que desde este mismo ámbito podrían surgir respuestas a la pulsión de formarse y aprender de manera sostenida? A lo mejor la diferencia entre estos nuevos enfoques y uno superador podría ser el visualizar el aprendizaje no como un proceso que termina cuando se consigue un trabajo o se funda una empresa, sino que continúa a lo largo de nuestras vidas.

Recomiendo escuchar la última reunión de Club I+ a partir del minuto 56 aproximadamente, donde también se tocan conceptos como el de "creatividad de baja intensidad".
http://www.riorevuelto.org/site/inde...
 
Última modificación del comentario realizada el 20/05/2013 17:40
Les dejo una nota sobre el interesante libro de la escritora Kio Stark (http://www.kiostark.com/... ) acerca del aprendizaje por fuera de la escuela, titulado "Don't Go Back to School: A Handbook for Learning Anything", que reúne reflexiones sobre varios temas como por ejemplo cuáles son las claves para el aprendizaje autodidacta, la importancia de la motivación y el sostenimiento de la misma en el tiempo...

Sobre la estructura del "independent learning"

"Independent learning suggests ideas such as "self-taught," or "autodidact." These imply that independence means working solo. But that's just not how it happens. People don't learn in isolation. When I talk about independent learners, I don't mean people learning alone. I'm talking about learning that happens independent of schools."

Sobre la motivación...

"Learning your own way means finding the methods that work best for you and creating conditions that support sustained motivation. Perseverance, pleasure, and the ability to retain what you learn are among the wonderful byproducts of getting to learn using methods that suit you best and in contexts that keep you going."

"There is something really special about when you first realize you can figure out really cool things completely on your own. That alone is a valuable lesson in life."

Sobre lo que le falta a los MOOCs y otras cuestiones...

"MOOCs are designed to put teaching online, and that is their mistake. Instead they should start putting learning online. The innovation of MOOCs is to detach the act of teaching from physical classrooms and tuition-based enrollment. But what they should be working toward is much more radical - detaching learning from the linear processes of school."

"Most people assume you need a PhD to publish in peer-reviewed books and journals, but it's not true-I've published in peer-reviewed venues without even a bachelor's degree, because I learned the material well enough on my own to engage at the cutting edge of human knowledge."

Más aquí: http://www.brainpickings.org/index.p...
 
Última modificación del comentario realizada el 25/05/2013 21:19

Lau, 24/05/2013 22:18
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

¿El fin del DSM?
Lau, 15/05/2013 15:21
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Mucho se ha escrito sobre el DSM en el último tiempo, pero no quería dejar pasar una pequeña apostilla de la semana pasada que me pareció realmente significativa a la luz de lo que se viene discutiendo aquí. Para aquellos que no están familiarizados con las siglas estoy hablando del "Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders", un manual que sirve de referencia para el diagnóstico de enfermedades mentales, muy utilizado en el ámbito de la psiquiatría y la psicología.

En una interesante nota titulada "¿El comienzo del fin para el DSM?" (http://www.salon.com/2013/05/06/begi... ) se explica cómo desde el reputado Instituto Nacional de Salud Mental (el NIMH en los EEUU) se va a dejar de tomar como referencia esta "biblia de la psiquiatría" para sus futuras investigaciones. El motivo es que se considera que a la hora de diagnosticar una enfermedad mental es insuficiente e impreciso evaluar sólo los síntomas, y que la categorización del DSM no contempla información genética, neurológica y cognitiva específica de cada individuo que podría ayudar a realizar una evaluación más acertada.

¿La propuesta para reemplazarlo? Empezar a utilizar una nueva guía llamada "Research Domain Criteria (RDoC)" que se focalice en la información biológica del paciente, acercándose de esta manera un poco más al enfoque que proveen las neurociencias.

Este paso implica no sólo un golpe (o al menos un cuestionamiento) a la metodología tradicionalmente empleada en el campo psiquiátrico, sino que evidencia la profunda crisis y el desconcierto en el que se encuentran en general las disciplinas puestas a resolver esta clase de problemáticas. Hay que decir también que la solución propuesta no es muy superadora tampoco, ya que este nuevo enfoque neurológico no hace más que centrarse en la fisiología y dejar de lado cuestiones que seguramente requieran un mayor nivel de abstracción en el análisis.  
Última modificación del comentario realizada el 15/05/2013 15:24
Perdiendo nuestra "soberanía digital", un byte a la vez
Lau, 13/05/2013 16:49
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

"He pasado horas cada día surfeando la web. Mientras tanto, compañías como Facebook y Google han estado usando mi información (los sitios que he visitado, los amigos que tengo, los videos que miro) para su propio beneficio."

Por este motivo Federico Zannier, un desarrollador que vive en Brooklyn, ha empezado a grabar todos sus movimientos online para comercializarlos con el costo de 2 USD por día. ¿Su filosofía? Violar él mismo su privacidad para poder al menos extraer algún beneficio económico del hecho de compartir su información personal. A su vez, Zannier ha comenzado una campaña en Kickstarter (http://www.kickstarter.com/projects/... ) para financiar el desarrollo de una aplicación que le permita a otros usuarios hacer esto ellos mismos, y así "poder imaginar un futuro donde las compañías le paguen directamente a los usuarios por su actividad online".

Iniciativas de este tipo para intentar "capitalizarse" se han visto con frecuencia en el último tiempo, como comenté aquí mismo el año pasado (http://www.riorevuelto.org/site/inde... ). Quizás lo llamativo es que ante el avance corporativo en el usufructo de nuestra información personal, la mayor preocupación siga siendo de tipo económico.

A tono con lo comentado la semana pasada en Club I+, es notable cómo ante el avance de las grandes empresas el individuo va quedando cada vez más incapacitado para defender su "soberanía digital", resignándose ante un escenario donde las reglas del juego parecen axiomáticamente preestablecidas, ya que como dice una obsecuente nota del Mit's Technology Review ,"exponer más información personal parece inevitable" (http://www.technologyreview.com/news... ).

Todo esto resulta en un panorama desalentador para el individuo, quien con niveles de naturalización y acostumbramiento pasmosos se ha contentado con obtener algunas migajas, ya sea la posibilidad de definirse en base a consumos tecnológicos ("Apple lovers", "fans de Google", etc.) o de contar con alguna ventaja funcional para el día a día, pero que ha perdido la capacidad de decidir qué hacer con su información más sensible. Tal vez lo que primero se haya perdido sea la idea de que cada uno tiene -o podría tener- algo de valor en lo que piensa, siente y hace, y que este capital personal es lo que vale la pena cuidar.

En este sentido las ideas de Jaron Lanier, ícono contemporáneo de la cultura tecno-nerd, parecen sumamente reduccionistas y sobrefocalizadas en lo pequeño... no es casual que Lanier proponga que el usuario sea indemnizado por el uso de su "data" con nano-pagos que las empresas realizarían. Una noción igual de básica acerca del valor y de las posibilidades del hombre parece tener Lanier al hablar del futuro ideal en su reciente libro "'Who Owns the Future?": "we would all be liking in the morning, texting in the afternoon and tweeting in the evening. Robots and 3-D printers would do all the hard work, allowing us to get rich simply by being ourselves".

De acuerdo a la mayoría de los expertos esta época estará definida por "nuestra habilidad para observar a la gente a través de la información que comparte". Así, descubierto el yacimiento de la "Big Data" el truco recae en encontrar maneras independientes y auto-regulables de explotarlo. Después de todo, la posibilidad de hacer "inteligencia" no es sólo patrimonio de las grandes compañías, sino que también puede serlo de los grupos organizados y los propios ciudadanos. A nivel cultural, un giro ideológico puede tener que ver con pasar de una concepción de la información como un conjunto de ceros y unos, de registros vendibles o comprables, a la idea de que ahí también reside, entre otras cosas, nuestro potencial. 
Última modificación del comentario realizada el 13/05/2013 17:47
El menú de hoy: "pollo al plástico"
Lau, 09/05/2013 15:08
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Retomando la costumbre que tenemos cada tanto en este espacio de analizar las publicidades de alimentos, les comparto una obra maestra del terror, un aviso que está rotando por estos días en la TV argentina (si bien no es exactamente nuevo) promocionando el producto "Mi pollo al horno" de la empresa Knorr. En esta ocasión Knorr se supera una vez más en lo que refiere a crear alimentos realmente nocivos para el organismo, proponiéndole a la gente que cocine su pollo al horno con un saborizador en polvo (reminiscente de sus famosos saborizantes en cubo para las comidas http://www.knorr.com.ar/Producto/cat... ) ...pero la cosa no termina ahí, el producto viene con una bolsa plástica en la que hay meter las piezas de pollo, tirar el polvo y así cocinar en el horno, plástico incluido.

Si lo que estoy diciendo te parece insólito, pegale una mirada al comercial http://www.youtube.com/watch?v=IHALI... , cuyo slogan indica que este kit "dejará tu pollo doradito, jugoso y delicioso" -y también con una buena dósis de tóxicos que estarás ingresando a tu cuerpo.

Así, se afirma una tendencia que ya veníamos notando de artificializar cada vez más los sabores, consumiendo alimentos que no son gustosos naturalmente -debido a las características de la industria alimentaria hoy- con excesivos condimentos u otros productos que les den "gusto". En este sentido una sustancia que recién ahora está empezando a ser más debatida, es el famoso glutamato monosodico o "aji-no-moto", que básicamente es el comodín para infinidad de comidas preparadas en deliverys y restaurants, y que también contienen este tipo de productos.

Sobre la práctica en sí de cocinar algo dentro de una bolsa de plástico, si bien intuyo la misma estará pensada para soportar las condiciones del horno, no tengo más que grandes dudas.

Párrafo aparte para las implicancias de que los padres estén alimentando así a sus hijos, como muestra felizmente la publicidad (¿se imaginan los efectos a futuro de una generación criada comiendo estas monstruosidades?).

Para los interesados en la temática cultural de fondo, les dejo link a la tendencia "Creciente toxicidad en la cultura", con otros materiales asociados para ver el alcance de este fenómeno más allá del plano de la alimentación.
http://www.independnet.org/site/inde...  
Última modificación del comentario realizada el 09/05/2013 18:54
Una mirada irónica sobre la mediatización de la paternidad en Facebook
Lau, 06/05/2013 13:29
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

"Mommyjacking": dícese de la actitud de ciertas madres al intervenir en conversaciones online, usualmente en las redes sociales, y desvirtuar el tema sobre el cual se está discutiendo, sin importar la naturaleza del mismo, con digresiones vinculadas a las dichas y dificultades de la paternidad.

O como la autora del blog "STFU, parents" explica: "wherein a conversational thread is smothered to death by a "LET ME TALK ABOUT THE JOY AND DIFFICULTY OF HAVING CHILDREN" digression".

Si por casualidad presenciaste este tipo de situaciones, o bien estás un poco cansado de los constantes "updates" informativos de los padres primerizos en tu lista de contactos, o si simplemente te estás preguntando por la repentina invasión de bebés en las fotos de perfil de tus amigas, entonces, este blog puede llegar a interesarte.

Aprovechando el inagotable insumo que constituye Facebook para todo observador más o menos atento, y ante el conocido síndrome del padre primerizo, una joven treintañera llamada Blair Koenig creó el blog que les comparto a continuación, cuyo nombre traducido en versión ATP sería algo así como "Cállense, padres" y que lleva el siguiente slogan "You used to be fun. Now you have a baby": http://www.stfuparentsblog.com/...

El mismo es una colección de estados de FB, fotos y otros testimonios compartidos en las redes sociales, reunidos para mostrar la falta de criterio y "etiqueta online" de algunos padres en sus publicaciones cotidianas, pero buscando también discutir otros fenómenos anexos como la pérdida de la identidad, el acaparamiento temático, la sobreexposición de los niños, etc.

Koenig cuenta que la idea de este blog surgió cuando ella observaba este persistente y molesto comportamiento entre algunos de sus amigos y comenzó a pedirle a terceros que le mandaran cosas similares que vieran en sus feeds. Si bien la iniciativa en un comienzo tuvo más que ver con reírse un poco del uso (o abuso) que hacen los padres de las redes sociales, lo cierto es que Koenig dio en el clavo con una serie de cuestiones muy naturalizadas en esta cultura.

"I have a whole chapter in the book called "Loss of Identity." People have a baby and now the profile pic is of a baby and the updates are all about the baby. I hear people say all the time, "Where did my friend go?""

Asimismo, este tipo de materiales no sólo evidencia cierta sensibilidad (aparentemente cada vez más a flor de piel) sobre la discusión subyacente respecto del impacto de la paternidad en las expectativas, la planificación y la gestualidad de las personas, sino que permite abrir un debate más amplio sobre cómo se construye la identidad (y por extensión la identidad online) hoy día, ya sea que hablemos de consumos culturales o de la capitalización personal en base a los hijos, como discutíamos el jueves a raíz de este disparador (se puede escuchar a partir del minuto 37' de este audio http://www.riorevuelto.org/site/inde... )

Como sea, recomiendo una ojeada para encontrar anécdotas tristemente divertidas en las distintas categorías que propone el blog ("Language Butchery", "Bathroom Behaviour", etc) sobre gestos y actitudes que quizás algunos de nosotros hemos visto plasmadas en nuestros círculos sociales. 
Última modificación del comentario realizada el 08/05/2013 11:14
Un ciudadano más autónomo: redes "DIY" de reacción ante crisis urbanas
Lau, 29/04/2013 14:16
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

Cuando en el 2011 Bangkok sufrió una de sus peores inundaciones, y ante el panorama de un gobierno corrupto e ineficiente, sus ciudadanos pusieron en práctica algo que generaría todo un movimiento posterior e inspiraría a otros con su ejemplo: la creación de redes y sistemas informales de asistencia en crisis urbanas.

Los espontáneos "informal networks" resultaron cruciales ante la inacción de las autoridades, alertando a los ciudadanos en peligro, colaborando con la evacuación de los mismos, cuidando las propiedades abandonadas y luego reconstruyendo la ciudad.

"What happened next says a lot about the power of social networks and informal systems in moments of urban crisis. Left with little official help, residents here - along with hundreds of thousands of people in other flood-struck parts of Bangkok - sprang into action. They quickly improvised a series of informal networks, and repurposed existing ones, to perform the vital tasks normally carried out by the government in emergencies."

Estos canales o sistemas creados en el momento se caracterizaron por una rápida reacción y efectiva asistencia a los damnificados, demostrando que con muy poco (se carecía de gran infraestructura), pero con inteligencia y organización se pueden lograr muchas cosas. Asimismo, esta clase de incidentes echan luz sobre cuán importante es en situaciones de crisis contar no sólo con recursos materiales.

"...there's also a growing awareness that combating disasters with hard infrastructure alone ignores half the equation. Perhaps just as important is a city's social infrastructure. Recent research suggests that informal networks are critical to dealing with calamity and that areas with strong social cohesion fare better than areas where such networks are weak."

El artículo que les comparto a continuación resulta un muy buen retrato de cómo canales descentralizados de individuos (amigos, vecinos, familias) pudieron con un poco de determinación y colaboración enfrentar una crisis de proporciones considerables, partiendo de la premisa de esperar poco y nada del Estado para remediar estos problemas, y canalizando el aprendizaje para desarrollar nuevos y mejores sistemas autónomos a futuro.

"During the flood, we found that it was better to help ourselves than to rely on the government", dice uno de los vecinos que con su bote y un improvisado equipo de rescate asistieron a gente en la inundación. Así, con este espíritu mitad resignado, mitad pragmático, se plantea un interesante escenario que puede servir como inspiración en otros lugares del mundo, donde la falta de planificación o la ausencia por parte de las autoridades les juega una mala pasada a aquellos que siguen esperando una "cobertura" que nunca llega.

Otro aspecto llamativo de este movimiento DIY es que si bien se promueve una organización más autónoma en la que no se dependa tanto de ciertas instituciones centrales, no se descarta la eventual colaboración con las mismas, y de hecho es curioso observar que en varias de las anécdotas que se cuentan en la nota diversas instituciones terminan participando y accionando en conjunto con estos actores independientes -quizás movilizadas por el ejemplo de los propios ciudadanos.

Este es el caso del ingeniero Visit Hirankitti, quien ante la desorientación gubernamental desarrolló por cuenta propia un sistema de monitoreo de crecidas del agua que pudiera recoger información a través de los celulares de cientos de voluntarios viajando por la ciudad. Recién ahora está aplicando para ser financiado y desarrollado por el gobierno.

"Perhaps counterintuitively, his first decision was to work outside the government, which he believes suffers from a toxic blend of incompetence and corruption. "I didn't believe in going that route," he says. Instead, he would rely on the strength of citizen involvement, which had proven to be so decisive in responding to the flood. Visit and his students set out to create a nationwide flood-monitoring system that would rely on thousands of volunteers, creating a vast, cheap, technologically advanced network that could provide up-to-date information to anyone who wanted it, including the authorities."

The D.I.Y. Disaster Plan
http://nextcity.org/forefront/vi...
 
Última modificación del comentario realizada el 02/05/2013 13:39
El "gap" generacional (o un inminente enfrentamiento)
Lau, 23/04/2013 17:22
Registrado: 18/11/2005
Comentarios: 316

...aprovechando que en el "thread" anterior hablábamos precisamente de las diferencias conceptuales entre generaciones, quería dejarles unos fragmentos de un artículo muy interesante que salió hace unas semanas en relación a la aparición del grupo The Rolling Stones en el festival de Glastonbury en Inglaterra y respecto de la supremacía cultural de los Boomers.

La editorial, bastante crítica, se pregunta por la prevalencia de estas figuras y habla de la falta de creatividad e inspiración de las atontadas nuevas generaciones...

"The Stones at Glastonbury confirms how the 20th-century babies born between, say, the early 40s and the early 60s, the baby boomers, remain in control of the pop culture they invented and reinvented between the late 50s and the late 70s, even as the record industry and traditional media, business and television approach extinction. The boomers have turned out to be like cockroaches surviving all sorts of cultural catastrophes and even their own apparently allotted life span."

Así, se plantea un panorama en el que ya sea por el encandilamiento producido por la generación Boomer, o simplemente por el estancamiento intelectual y la falta de coraje de los más jóvenes, la posibilidad de imaginar algún movimiento contracultural hoy parece casi imposible.

"...the current generation, unlike the boomers, have no need to strain forward and chase new forms of freedom that react against previous stultifying values. They are trapped inside a world of their parents' making but, unlike the stale, broken world the boomers inherited, this one supplies them with purpose-built, easily accessed pleasure and escape. It numbs any appetite to develop new ways of opposing the system, of inventing a disobedient internet-era counterculture that would make the old counterculture look as quaint and wasted as it actually is."

Para rematar esta lectura de la situación con grandes reminiscencias a cuestiones discutidas en este mismo foro, se remata planteando que los Boomers están de alguna manera "bloqueando" la posibilidad de que la gente joven "genere espacios innovadores y disruptivos en la cultura".

Mientras tanto del otro lado del océano, en los EEUU otro artículo da cuenta del aspecto más pragmático del asunto: nunca el "gap" económico entre generaciones fue tan grande...

"In this country, the expectation is that every generation does better than the previous generation. This is no longer the case. This generation might have less." (http://www.nytimes.com/2013/03/15/bu... )

Habrá que ver si el hilo se corta por lo más fino o si de a poco se comienza a vislumbrar un espíritu más crítico en lo subyacente... aunque al paso que vamos, como dice el periodista de la primera nota cuando "hombres viejos tocan música de jóvenes y los jóvenes tocan música vieja", quizás tengamos que esperar un buen rato más.

Les dejo la editorial sobre el festival de Glastonbury completa aquí: http://www.guardian.co.uk/commentisf...  
Última modificación del comentario realizada el 23/04/2013 17:59

2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12  de 46

Copyright © 2015 Riorevuelto AC. Todos los derechos reservados.